Black de Comme des Garçons…

Nunca he sido un fan de los perfumes de Comme des Garçons, casa de moda japonesa fundada a finales de los sesenta. No obstante, tengo que reconocer que muchos de sus perfumes ofrecen algo distinto, algunos incluso han creado escuela. A pesar de ser fragrancias desarrolladas en el seno de una marca de ropa, su enfoque es nicho como pocos.

Son muy destacables, por su calidad y por lo que han significado en la perfumería, sus primeros perfumes, firmados por Mark Buxton (CDG EDP, CDG 2, CDG 2 Man…), o su seríe de inciensos (Ourzazate, de Mark Buxton, o Avignon y Kyoto, de Douchafour), su serie 2 “Red” (Sequoia, Carnation), su serie 6 “Synthetic” (Tar, Garage, Skai…).  Sinceramente, no estoy encariñado con ninguno de ellos, ninguno ha logrado entrar en mi lista de compras, pero hay que reconocer lo bueno.

En este caso vamos a hablar de uno de sus últimos lanzamientos: Black (2013), que no debemos confundir con su otro Black, de la serie “Play” (2012)

Black (2012), no lo confundais con el que tratamos aqui, aunque la marca invite a la confusión...
Black (2012), no lo confundais con el que tratamos aqui, aunque la marca invite a la confusión…

Cuando leí la noticia sobre el lanzamiento de Black, y las explicaciones que allí se daban, rápidamente pense que se trataría de incienso oscuro y algo complicado. Las reseñas de amigos y foreros que vinieron poco después más o menos confirmaron ésto. ¿Mi experiencia? Bueno, cumplió las expectativas. Más o menos.

Black sale con un potente acorde de pimienta negra, incienso y humo. La barbacoa está ahí. Ideal para los amantes de los perfumes ahumados, pero esta salida que nos puede recordar a perfumes “fogata”, como los llamamos por aqui (Patchouli 24, Bois d’Ascese, Fumoir…) sólo dura unos minutos, por lo que puede confundirnos.

A los minutos se calma, el regaliz y un suave cuero asoman, cogiendo cierto protagonismo a medida que la pimienta y el incienso van cogiendo su sitio. Este acorde es el que viene a quedarse hasta el fin de la vida de la fragancia: un suave cuero con regaliz, ligeramente ahumado por el incienso (olvidaos de un incienso de iglesia, esto es totalmente distinto). El regaliz está muy equilibrado, el perfume no es dulce, más bien seco.

Por momentos, la presencia del regaliz me recuerda a Eau Noire, siendo el Dior más dulce y “brillante” (no está ahumado, y el regaliz es más protagonista, junto a la lavanda, café y vainilla) o al clásico Yohji Yamamoto “Homme”, otra gran obra en torno al regaliz y relativamente oscura. No obstante, el parecido se limita a cómo combina el regaliz en el todo. La clave diferenciadora es el incienso y las especias que hacen de Black una fragancia más oscura y mucho menos gourmand que las otras dos. Leo en algunos sitios que la comparan con Black Tourmaline de Olivier Durbano, pero no puedo confirmar este extremo ya que no la he probado.

                 Black Tourmaline de Olivier Durbano

Es un aroma distinto, original, bien elaborado. Es relativamente extraño pero muy usable. Para una casa que últimamente parecía haber perdido el norte, con lanzamientos un poco descafeinados, Black parece el retorno a sus inicios, dando un nuevo giro de tuerca a un género que la casa conoce bien (los inciensos), creando un perfume sofisticado, austero y a la vez cómodo de usar.

¿Por qué dije antes que sólo había cumplido con mis expectativas “más o menos”? Pues bien, es un perfume que, a mi parecer, tiene poca presencia. Eso le puede dar puntos a favor de su usabilidad. Es como dicen ahora “office friendly”. Su oscura y atrevida mezcla de ingredientes queda algo difuminada por el escaso volumen del perfume pasadas un par de horas.

Sinceramente, me hubiera gustado que este perfume hubiera sido algo más atrevido, que marcara su presencia.  Que no sólo fuera atrevido en concepto, si no también en su desempeño. Es obvio que la marca ha optado por un perfume más usable en el día a día más que crear algo impactante. De tener más presencia hubiera sido una compra segura.

No obstante, espero que esta marca siga por este camino, y no derive a “crowd pleasers” fresquitos y sin carácter alguno… (Amazingreen… te estoy mirando a ti)

Mi valoración: 6,5 / 10 Un gran aroma lastrado por una presencia muy tímida.

Anuncios

Un comentario en “Black de Comme des Garçons…

  1. Impecable analisis como siempre, bueno a mi me sobrepasa dado mi escaso nivel perfumistico…pero tengo una muestra y me acabo de enterar que sale a pimienta fuerte…yo en general lo que le noto es que esta un poco “pasado” de intensidad, es decir seria como un black pero “excesivo”, tal vez si tuviera algo mas de complejidad, bueno es un decir, que no cunda el panico

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s