Gris Clair… de Serge Lutens

Gris Clair… de Serge Lutens.

Cuando me inicié en el vicio de la perfumería la marca Serge Lutens era una de las más destacadas en tantos foros y blogs que trataban de perfumes que, por aquel entonces, yo no sabía ni que existían. Cuando empecé a hacer mis primeras probaturas “niche” los perfumes de esta casa me resultaron sobresalientes en estilo y calidad, me impactaron, eran muy distintos y los que conocía. Me pareció, sincera y llanamente, de lo mejor. Hoy, tantos y tantos perfumes después, me sigue pareciendo una casa muy especial y capaz de competir con cualquier otra marca a pesar de ser Lutens una de las marcas niche con mejor precio y bastante accesible a nivel de distribución.

Serge Lutens es un hombre con muchos talentos: estilismo, fotografía, diseño de moda… Es a principio de los 80 cuando, trabajando para Shiseido comienza su aventura en el mundo de la perfumería, participando activamente en el diseño de Nombre Noir, y sobre todo, el mítico Feminite du Bois (1992). Durante estos años diseña la lujosa perfumería Les Salons du Palais Royal, boutique que comercializará los perfumes de Lutens y de Shiseido. Su colección cuenta hasta ahora con más de 60 perfumes, prácticamente todas desarrolladas en cercana colaboración con su perfumista de confianza, Christopher Sheldrake, responsable de convertir en perfumes la inspiración del mítico Serge.

Si hay algo que pueda decir a favor de Lutens y que, para mi, es muy representativo de su trabajo como creador de perfumes, es que todos y cada uno de los mismos te pueden llevar a ese lugar increible que Serge tenga en su cabeza. Es como si lograra meter tu nariz dentro de esa foto que acompaña la promoción del perfume. La inspiración queda hecha perfume de una manera sublime.

Una foto que podría resumir este perfume.
Una foto que podría resumir este perfume.

Gris Clair… (2006, Christopher Sheldrake) nos propone un viaje a las montañas del Atlas marroquí (Marruecos es una importante fuente de inspiración para la obra de Lutens) donde crece y sobrevive la flor de lavanda, donde su aroma se mezcla con tonos áridos de la montaña, el frio y la soledad. Es un perfume gris, como su nombre indica, una fragancia que te lleva al gris de las altas montañas que se confunden con el cielo. Flores, roca, frío, soledad… todo este se puede encontrar en este perfume. Nos encontramos, principalmente, con un acorde de lavanda y ceniza, lograda a través del uso del incienso (en la salida podemos encontrar elementos en común con otro Lutens que juega con similares acordes, Encens et Lavande). Es un perfume frio, limpio y seco, dominado por la lavanda, pero con un toque mentolado, herbal, que proporciona un efecto refrescante sobre la piel. En su evolución, notas humeantes se mezclan con maderas, ambar y haba tonka para crear una base dulce y acogedora. El perfume presenta una clara evolución desde el frio y seco caracter de la salida, con una lavanda que poco a poco se va “quemando” con las notas de incienso para finalmente darnos un final más calido para terminar el viaje.

Lavanda...

Me resulta un perfume aparentemente simple pero muy rico en matices y magistralmente realizado. Es perfecto para cualquier época del año, su base es cálida y dulce en comparación con su salida, pero el perfume nunca pierde completamente ese toque fresco de la lavanda lo que le da versatilidad.

Sobre su rendimiento cabe decir que es decente. Los perfumes de Lutens nunca me han parecidos unas bombas en rendimiento, pero cumplen. Es más, por comentar cómo están los estándares actuales, en su día vendí mi frasco de Gris Clair por parecerme demasiado liviano. Sin embargo, un par de años después y probar muchos nuevos lanzamientos de pobrísimo rendimiento, este Lutens me ha acabado por parecer hasta potente. Anécdotas a parte, su rendimiento es, en mi piel, mediano, y su aroma, a pesar de ser relativamente transparente y fresco, va dejando una buena estela por allá donde pasa.

Mi valoración es muy positiva, Lutens ofrece aromas de muy alta calidad y, en general, bastante únicos. Su precio oficial es de lo más asequible dentro del niche (70-80€ la gama normal, 92€ los etiqueta negra -alta concentración- y 130-150€ las famosas campanitas -Bell Jar- entre las que encontramos los perfumes exclusivos de la boutique de Paris). No obstante, cabe decir que su cada vez mayor distribución nos “bendice” con alguna que otra oferta o aparición en tiendas online con precios muy muy competitivos, que sitúan a esta marca como una de las mejores opciones a considerar a la hora de buscar un buen perfume.

Valoraciones:

Aroma: 9 – Me encanta el toque frio y seco de la lavanda y el incienso, un aroma que me transporta a esas montañas que podeis ver en las fotos que adjunto. La evolución hacia su cálida base es magistral.

Longevidad: 7 – rinde bastante bien en la piel.

Proyección: 6 – No es proyectón. Rinde bastantes horas pero muy cercano a la piel. Durante las primeras horas ese aroma va dejando una estela muy elegante.

Relación calidad – precio: 9. A su precio oficial está bastante bien, pero lo he llegado a ver en torno a 50€. Una ganga.

Anuncios

4 comentarios en “Gris Clair… de Serge Lutens

    1. Muchas personas la critican, pero supongo que será debido a cierta animadversión hacia la lavanda. Evidentemente tiene buena carga de esta nota y si no te gusta, es dificil que el conjunto te guste. A mi me parece muy calmante.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s