Dior Homme Le Parfum, otra vuelta de tuerca…

Hace un par de días encontré una tienda de mi ciudad que ofertaba a un precio dificilmente superable algunos artículos, entre ellos la linea de perfumes masculinos de Dior. Especialmente llamativo era el precio del nuevo estandarte de la casa: Dior Homme Parfum (2014, François Demachy). Cuestión de comentar tal oferta a mis amigos foreros y recibir varios encargos que me han permitido experimentar un poco con el perfume.

En el año 2000, Hedi Slimane, se hace cargo, como director creativo, de la nueva linea masculina “Dior Homme” con la que la mítica casa busca definir su visión de la moda masculina generando un gran impacto desde sus primeras colecciones. No es hasta el año 2005 cuando introduce su primer perfume dentro de esta linea, Dior Homme, diseñado por el perfumista de IFF Olivier Polge. Dior Homme siempre ha sido contemplado como una obra maestra, algo que respeto a pesar de que yo no le haya dado muchas oportunidades (simplemente, no me funciona). Irrumpe en un mercado de perfumes frescos y acuáticos creando un perfume de marcado caracter floral (algo poco habitual en el sector masculino de entonces) dominado por el iris, que da un toque empolvado, sobre una base de cremosa vainilla y sutil cuero. Tras Dior Homme siguieron su versión Cologne, Intense y Sport. Todas con gran éxito de crítica y público, a pesar de todas las polémicas en torno a reformulaciones o abaratamientos en su producción, siempre negadas por Dior, hasta que en 2013, todas fueron “oficialmente” reformuladas, aunque, Homme y Homme Intense no se han visto profundamente afectadas (no así Sport y Cologne, cuyos cambios en diseño son bastante notorios)

Le Parfum: el frasco mantiene las lineas de los anteriores Dior Homme, el ambiente oscuro y misterioso deja claro qué nos propone este perfume.

En 2014, y ya bajo la batuta creativa del perfumista oficial de Dior, François Demachy, la casa crea Dior Homme Parfum, algo que se podía esperar tras las versiones “Parfum” de los míticos Eau Sauvage y Fahrenheit. En estas creaciones Demachy ha podido dar su toque a creaciones que no eran suyas, aunque no podemos saber hasta que punto ha tenido libertad creativa pues, si bien Eau Sauvage Parfum tiene un enfoque muy muy distinto al original, tanto Dior Homme como Fahrenheit mantienen muchas de sus señas de identidad. Esto es algo que, en el caso de Dior Homme, aprecio que tiene mucho sentido, ya que alejarla demasiado del rompedor concepto del original no hubiera tenido mucho sentido.

La fragrancia…

Dior Homme Parfum lista entre sus ingredientes iris florentino, sándalo y cuero (fuente: Fragrantica.com). Evidentemente muchos más ingredientes deben formar parte en esta composición, pues son evidentes. Otros blogs (whatmenshouldsmelllike.com por ejemplo) listan, naranja itailana, cacao, vainilla, absoluto de rosa de Damasco…

Iris: probablemente la nota más distintiva de la colección Dior Homme.

Personalmente percibo en la salida un acorde dominado por el iris, acompañado de rosa y cacao. Es un acorde seco y muy empolvado en mi piel. De hecho, por momentos, el cacao domina y el aroma me da sensación de haberme llenado de cacao en polvo, algo que no todo el mundo comparte pero que es lo que yo experimento, supongo que debido a una piel seca o algo así. En el secado se suma el acorde de cuero, mucho más intenso que en la versión EDT, un acorde que inicialmente es suave tipo gamuza (suede, como dirían por ahí) pero que acaba tomando un caracter oscuro, humeante y algo seco. Mi sensación es estár vistiendo una versión más oscura y seca de Dior Homme, mucho más cremoso y luminoso de la versión parfum. Lamentablemente, como casi todos los perfumes que son excesivamente secos o empolvados, en mi piel tiene un rendimiento mediocre (similar al del EDT) aunque en la ropa se queda pegado bastante tiempo. La proyección me parece muy moderada, pero también puede ser una cuestión de química.

Puedo afirmar que de los Dior Homme (concretamente EDT, Intense EDP y Le Parfum, no tengo mucha experiencia con Sport y Cologne) es el que menos me gusta. En general mi favorito es Dior Homme Intense, su combinación de iris, cacao, vainilla y cuero, con un enfoque más ambarado y gourmand pero igualmente elegante me da mucho mejor resultado. Dior Homme me parece un gran perfume, pero su rendimientoes algo mediocre y tiene la mala suerte de que he encontrado alternativas (aunque no muy baratas) que me gustan más como Bois d’Iris (tanto de Van Cleef & Arpels como The Different Company). Probablemente no me compre nunca Dior Homme Le Parfum, no termina de convencerme en lo personal, pero no puedo dejar afirmar que tiene una calidad bastante por encima de la media del mercado designer actual. Es complejo, elegante, se percibe calidad, un diseño cuidado… pero, como todo en este mundillo, debe ser probado para ver cómo funciona en cada uno, y, como tantos otros, personalmente no me termina de dar lo que yo busco.

Calificaciones:

Aroma: 7,5

Longevidad: 4 (en mi piel dura lamentablemente poco, en ropa más)

Proyección: 5 (poca cosa, probablemente cuestión de pieles, pero proyecta poco comparado con versiones “buenas” de DHI)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s