Odori Tabacco, el comfort de un buen tabaco de pipa…

Hacía muchos años que conocía la existencia de la casa Odori. Había visto en tiendas, blogs y tiendas esos característicos frascos encajados un un lujoso marco de madera noble y los sencillos nombres de sus fragancias (Tabacco, Cuoio, Spigo, Gli, Zafferano e Iris) que dejaban claro cúal sería la inspiración de sus perfumes.

La colección Odori, un homenaje a Florencia

Tras leer lo que pude encontrar sobre ellos, me intrigaban especialmente Tabacco y Cuoio, algo también Spigo, pero sus elevados precios (entre 160$ y 210$, precios en dólares pues no era fácil encontrarlos en España) alejaban de mi cabeza la idea de probarlos o comprarlos a ciegas. Sin embargo, la casualidad de encontrar una tienda online “discount” internacional, que últimamente está introduciendo marcas “niche” en su catálogo, realizando promociones navideñas, me permitió adquirir alguna de sus obras a un precio muy muy competitivo. Me lancé por Tabacco, simplemente me apetecía más que Cuoio.

Antes de entrar a hablar de la fragancia en sí, creo que sería interesante hablar un poco de una marca, relativamente poco conocida. Odori Profumi di Firenze es fruto del impetu creativo y amor por los perfumes de su creador, Enzo Galardi. Enzo Galardi, maestro perfumista florentino, hereda su pasión del fundador de la dinastía Galardi, Guido, remontándonos a los años 20, años en los que Galardi crea un taller perfumístico: Bottega Italiana Spigo. Su sobrino Enzo da un paso más allá en la tradición familiar creando la marca BOIS 1920 (BOttega Italana Spigo) en 2005. Poco después crea Odori Profumi di Firenze, una colección de 6 fragrancias que son todo un homenaje a  Florencia.

Hablando de la propia fragancia, Tabacco, se anuncía como un perfume inspirado en la cosecha del tabacco, en las mujeres que trabajan en los campos recolectando sus hojas, cuyo olor se queda nitidamente en su piel y en sus manos. Esta descripción puede ser, en mi opinión, algo engañosa, pues nos puede dar a entender que el perfume olerá a tabaco puro, sin procesar, sin transformar… Para mí, sin embargo, este perfume recuerda más al olor de una pipa encendida bien cargada de tabaco dulce (aquí tengo que estar de acuerdo con el clásico Luca Turin),

Este perfume cuenta como notas “oficiales” tabaco, vainilla, miel, musgo de roble (oakmoss), vetiver, naranja amarga, eucalipto, jazmin e incienso. En mi experiencia, son las tres primeras las que dominan el desarrollo del perfume.

Al aplicarlo, de primeras el perfume puede parecer algo poco concreto, confuso, pero con el uso uno se acostumbra. En la salida se puede apreciar durante unos segundos una mezcla de jugosa naranja y algo fresco, que probablemente puede ser el listado eucalipto. Esta salida no dura más de unos minutos cuando un tabaco fino, algo “powdery” o empolvado, acompañado de una miel que le da un leve toque “anímalico”. Profundizando en el olor se puede percibir algo de jazmin e incienso, dando cuerpo a la composición. Con el paso del tiempo, el tabaco se va creciendo, haciéndose protagonista pero manteniendo el toque dulce de la miel. El perfume consigue crear una leve sensación humeante (problemente creada por los toques de incienso y vetiver) que da vida a la composición, haciendo a uno sentir que está ante un tabaco encendido, preparado para ser fumado en la calidez y tranquilidad de un elegante salón con grandes sillones de corte clásico . En el secado profundo, nuestra piel queda bañada en un cálido aroma de vainilla, miel y trazas de tabaco. La pipa se ha fumado en el ambiente queda un dulce ároma del hume de ese tabaco meloso y dulce que hemos tenido el placer de degustar.

100% me encantaría disfrutar de este Tabacco en este salón

El tabaco que podemos oler en esta fragancia me recuerda, en cierta medida, a Fumerie Turque de Serge Lutens, aunque menos complejo y con menos carga oriental. La proyección es muy comedida y su duración más que respetable. Es un perfume elegante y muy refinado a pesar de su aparente sencillez.

Se puede adquirir en frascos de 50ml y 100ml, ambos presentados muy cuidadosamente en estuches de cuero y, en el caso del frasco de 100ml, en un marco de madera con detalles en cuero, una auténtica obra de arte.

Esta compra a ciegas ha sido todo un éxito, a pesar de que me gustaría que tuviera una mayor proyección el olor es un “must have” para todo amante del aroma de un buen tabaco endulzado.

Mi puntación 8/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s